Foro de discusión sobre la trilogía de Suzanne Collins Los Juegos del Hambre
 
ÍndiceÍndice  BlogBlog  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  


Bienvenidos al primer foro en español de la saga Los Juegos del Hambre, escrita por Suzanne Collins. En este foro encontrareis todo lo que necesiteis sobre la saga, su escritora y sus personajes, asi como juegos y concursos de todo tipo.
Temas similares


Administradoras: RustyPrincess  y Liquirizia Licorice
Moderadores: Lady Buttercup, Leah, MK Ultra, Poison Noise y Sinsajo.12
Diseño: RustyPrincess
Fecha de Creación: 13 de enero de 2010
MIEMBROS: + 500
URL: www.juegosdelhambre.foroes.org



"Me rindo, preciosa. Limítate a responder las preguntas e intenta que el público no vea lo mucho que lo desprecias."
Haymitch (LJDH)
Photobucket
Photobucket


MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com




AFILIADOS


    

Comparte | 
 

 Fan fic: Glow Dreamrose

Ir abajo 
AutorMensaje
clari_everdeen
Has sido elegido/a para representar a tu distrito en los Juegos del Hambre
avatar

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 14/03/2012

MensajeTema: Fan fic: Glow Dreamrose   Miér Mar 14, 2012 12:30 pm

Cuando me despierto estiro los brazos y después las piernas, me obligo a mi misma a abrir los ojos, otra vez como cada año, es el mes de la cosecha, el mes en el que todos los ciudadanos del distrito 11 tenemos que levantarnos antes del amanecer y salir a cocechar, sin importar cuanto hambre o cuan débiles estemos.
Hace ya tres años que mi nombre entra en la profunda urna de las mujeres, y este año va a entrar cinco veces por las teselas, siendo la única hija, tengo que esforzarme por toda la familia, de todas formas se me da bien pescar en el lago que hay cerca de lo que nosotros llamamos la Senda: el lugar donde los pobres (o sea casi todos) vivimos en el distrito 11. Por suerte vivo cerca de la alambrada que separa mi distrito del 10, donde hay muchos lagos, pero aquí los agentes de la paz son muy estrictos y si no se me diera tan bien trepar creo que ya hubiera muerto.
Me miro al espejo roto que hay al lado de mi cama, anoche de los nervios dormí en ropa interior, y frente a mi en el espejo se ven muy claras mis costillas y mis huesos de la cintura. Mi piel de color oscuro esta sucia, por que hace casi una semana que no toco el agua, y mi pelo esta mas erizado de lo normal. Agarro una cinta y lo ato, ojalá este año el distrito once gane los juegos...
Cuando voy a la pequeña cocina de madera que hay en mi casa encuentro a mi madre con su ropa para cosechar y a mi padre en su cama, justo al lado de la mesa. Hay queso fresco y pan en la mesa, y eso me sorprende, es claro que empezó el mes de la cosecha, el mes en el que gastamos todos nuestros recursos en comer, por que si llego a salir electa en los juegos, no puedo estar flacucha.
Al ver a mi padre enfermo como está, prefiero simplemente no comer y dejarle mi ración a el. Mi especialidad son los medicamentos y creo que es la única razón por la que el todavía esta vivo...
Al salir de casa me pongo mis botas y corro hacia los enormes campos de cosecha, donde encuentro a Sílon, mi novio. El es alto y tiene la piel aceitunada, bastante mas clara que la mia, que es de un marrón notable. Sus ojos, como los mios, son negros y grandes, típico de el distrito 11. Lo abrazo por que se que este mes va a ser difícil, hay que cultivar más comida de lo normal y el hambre es terrible, y en una semana es la real cosecha, la cosecha que nos aterra a todos. No se trata de cosechar y cultivar, se trata de elegir quien morirá este año. Siento como Sílon suspira y hace un ruido entre risa y llanto:
-No tengas miedo - me dice, aunque sabe que es inevitable, no quiero que lo elijan, no quiero perderlo.
Cuando entramos en los campos, dos agentes de la paz revisan nuestros bolsos y a mi me quitan la pequeña navaja que uso para sacarles las espinas a los pescados, no lo puedo creer, me costó mucho conseguirla, no puedo creer que me olvide de sacarla. Se me llenan los ojos de lágrimas por el enojo y quiero golpear al agente, pero Sílon me agarra el brazo, es que el me conoce más que nadie, sabe de lo que soy capaz de hacer.
El sol sale una hora después de que empecemos a recolectar e ilumina mi pelo oscuro haciendolo parecer mucho más brillante y vivo. Sílon se fue a recolectar tubérculos mientras yo estoy en los arboles de fruta, trepada escarbando en las densas ramas de un manzanar. Escucho las melodía de una joven chica que se llama Rue, con solo 11 años hace todo su trabajo con esfuerzo y voluntad, espero que nunca la elijan para los juegos, que nunca pase hambre. Las tres notas que repiten los abundantes sinsajos, se reflejan en todo el campo y me hacen temblar, tiene una voz hermosa.
Al terminar el día escucho otra vez la melodía, y de un salto bajo de un frambueso en el que sin que nadie se de cuenta me comí unas cuantras frambuesas, eso lo podría pagar con un tiro en la cabeza, pero soy lo suficientemente astuta para lograr que no me vean.
Veo a Rue bajar de un árbol y luego una mano me agarra de atrás con fuerza; Temo lo peor, podría ser un agente de la paz, y ¿Qué me haría? ¿Me mataría?, se me acelera la respiración y pienso en como escapar, en como salir corriendo y no volver nunca. Pero al darme vuelta veo una sonrisa amable, un cuerpo alto y delgado y unos ojos oscuros perdidos en los míos, me da un beso con cuidado y luego me abraza. Cierro los ojos y froto mi cara contra su pecho que es cálido, ¿Qué haría sin el? Y deseo quedarme ahí para siempre, junto a su pecho, protegida, sin hambre ni frío, solo lo necesito a el.
Cuando un agente de la paz nos separa y nos dice que tenemos que irnos de los campos caigo en la realidad de golpe, y camino por el sendero que me lleva a la Senda, el lugar donde todo es frío y todos tenemos hambre. Donde mi padre esta enfermo..... Mi padre... Cuando reacciono me doy cuenta de que hoy no preparé su medicamento, me alarmo y corro hacia la alambrada, trepo el sauce que esta al lado de esta, y salto hacia el bosque, corro hacia los lagos apuradísima, no puede tomar el medicamento después de las once, y son casi las diez y media. Encuentro el árbol de bayas azul oscuro, cualquiera no las comería pensando que son jaulas de la noche, pero se llaman bayas noctambulas y curan cualquier cosa, con estas se hacen la mayoría de los remedios del capitolio. Las tomo con cuidado, mastico las hojas verdes de un roble que se encuentra por ahí y mezclo todo con azucar y agua. En camino de vuelta a la alambrada agarro menta y una hierba llamada Jauria verde, y las mastico y las mezclo en mi tapper con el resto de los ingredientes.
Al llegar a casa mi padre esta pálido y yo no puedo más de correr, le meto el remedio en la boca como si fuese lo último que fuera a hacer, y a los pocos minutos su color vuelve, me mira y sonríe.
-Gracias, mi dulce Glow, siempre pensando en mi.- Dice dulcemente.
-No hay por que padre, mañana es la cosecha y quiero que te levantes y vayas, ya sabes que los agentes no te dejarán quedarte ahí acostado. -Sonrío y el me responde con un gesto serio.-¿Hay algo de comida? Los agentes de la paz me dieron mi pago por recolectar fruta - Saco de mi bolso cuatro tomates y una pera verde y grande - Es todo lo que tengo.
A mi madre se le ilumina la cara, y se pone a cortar el tomate y juntarlo con el queso que sobró de la mañana, nos damos una panzada.
Cuando me voy a dormir lo recuerdo: Mañana es la cosecha.

Me despierto, estiro los brazos y luego las piernas, me obligo a abrir los ojos, hoy más que nunca y me levanto de un salto. La vista se me nubla por el hambre y cuando abro mi caja de ropa, encuentro en el fondo un vestido corto y gris con detalles negros, el que me cosió mi madre y me lo pongo, parezco rica, me ato el pelo y lo trenzo suavemente, me pongo un poco de un maquillage viejo que encontré en el bosque hace años y me miro al espejo. Soy otra persona.
Me pongo los zapatos y salgo junto con mis padres a la plaza donde otra vez Sílon me sorprende agarrandome de atrás, pero esta vez lo abrazo más fuerte que nunca en mi vida "no quiero perderlo" pienso, y se me caen las lagrimas. Sílon me besa y se va a su fila, y yo a la mía, con las mujeres.
Levys Kleardrop sube al escenario luciendo su nueva cara color verde claro con pecas de colores y pestañas doradas, llena de tatuajes, desagradable. Mira la urna de las mujeres y dice "Las niñas primero" con ese acento desagradable y yo espero que ninguna de mis amigas salga...

Nunca me preocupó que mi papelito saliera, nunca, ¿Por qué? Por que no me di tiempo para pensarlo, para pensarlo antes de escucharlo.
Antes de escuchar el nombre Glow Dreamrose saliendo de la boca de Levys. Pero no termina acá, me agarran de los brazoz y yo pateo, lloro, grito el nombre de Sílon. Y lo miro, su cara más palida que nunca, lágrimas en sus ojos.. ¿Por qué?
Cuando quiero reaccionar el papel de los hombre esta por ser sacado y no es cualquier nombre es: Timo Klovehand.
Cuando quiero darme cuenta, Sílon esta al lado mio en el escenario, dandome la mano y conteniendo el llanto: Se postulo como tributo para defender a su hermano.


¿Por qué?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Fan fic: Glow Dreamrose
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Artículo: Explosión de Aceleración (Primeras Opiniones de Starstrike Blast)
» Alternativas a Glow-Up Bulb

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Distrito 14 | Foro Los Juegos del Hambre :: La Arena :: El cuaderno de Madge-
Cambiar a: